VWO Logo
Solicitar demo
Panel
Síganos y manténgase al día en temas CRO.
Contenido relacionado:

Tests A/B para tu newsletter: cómo optimizar tu boletín

15+ min. de lectura

Las newsletters son una de las herramientas más veteranas del marketing online, pero siguen siendo instrumentos muy eficaces y eficientes para captar y activar clientes. Sus ventajas son conocidas y probadas: contacto directo con el grupo objetivo, opciones de diseño flexibles, rentables y rápidas de implementar, adecuadas tanto para B2C como para B2B. Y precisamente por esto, cada minuto invertido en la optimización de tu newsletter merece la pena. Sobre todo cuando hablamos de tests A/B: tu arma secreta para implementar mejoras de forma sistemática y segura. 

Feature Image Ab Tests Für Newsletter 5 Elemente Die Sie Testen Sollten 1

En la primera parte de este artículo, veremos los aspectos que caracterizan a una buena newsletter. A continuación, veremos cómo funciona un test A/B para una newsletter y qué elementos pueden o deben probarse. ¡Empecemos! 

¿Qué es una buena newsletter?

La respuesta fácil es: una buena newsletter es una newsletter que se lee. Pero eso no explica nada. Para que una newsletter logre su objetivo, es decir, captar la atención en vez de acabar directamente en la papelera, tiene que tener en cuenta una serie de factores.

Antes de fijarnos en estos parámetros, debemos tener clara una cosa: El destinatario ya ha hecho la concesión más importante: tú y tus temas le interesan. De lo contrario, no se habría suscrito a tu boletín. Así que las expectativas positivas están ahí. El reto es satisfacerlas.

Free Trial Spanish Banner 3

Contenido relevante

Probablemente cada uno de nosotros recibe varias newsletters al día. A esto hay que añadir la avalancha de información a través de innumerables canales. Esto implica que, en la feroz batalla por captar la atención, sólo prevalecerá lo que sea relevante.

Que el contenido de la newsletter sea relevante depende en gran medida de la línea de asunto. Es el teaser. Su misión es despertar la curiosidad y provocar el impulso de abrir el boletín. Debido al breve tiempo en el que debe provocarse este impulso, pero a los pocos caracteres disponibles, la línea de asunto debe ser clara y concisa. Las preguntas también han demostrado su eficacia. Despiertan el deseo de conocer la respuesta, que probablemente se encuentre en el boletín. Las líneas de asunto creativas y sorprendentes también son buenas, porque captan la atención. Por ejemplo, utiliza palabras inusuales, frases familiares con connotaciones positivas, aliteraciones o rimas. Las ofertas y los servicios interesantes también funcionan. Por último, pero no por ello menos importante, también debería trabajar con la escasez («¡Sólo hoy!», «¡Sólo quedan 10 en stock!»), pero no con demasiada frecuencia, ya que de lo contrario el efecto se desgastará.

Screenshot 2023 03 24 At 10 47 21
Fuente de imagen: Natura

Aquí tenemos un ejemplo de una newsletter que aprovecha la sensación de urgencia para animar a los lectores a actuar rápidamente. 

Screenshot 2023 03 24 At 10 43 52 1
Fuente de imagen: Booking.com

Lo que promete el asunto, debe cumplirlo el contenido de la newsletter. Si anuncia grandes ofertas, éstas deben ser reales. Aparte de este asunto, no hay límites para tu creatividad. Da consejos. Reparte vales. Haz encuestas. Y si no sabes qué interesa a tus lectores, pregúntales. Responder a las preguntas que te hacen es una apuesta segura. 

Screenshot 2023 03 24 At 11 43 17
Fuente de imagen: Westwing

El momento en que se emite un cierto contenido también determina su relevancia. Un ejemplo muy sencillo pero totalmente lógico. Si quieres vender adornos de Pascua, debes empezar en los primeros días de la primavera.

Tono personal

En general, es preferible hacer que el destinatario se sienta visto y valorado como ser humano. Todos queremos sentirnos percibidos y apreciados. Se puede lograr de varias maneras.

Escribe frases cortas y fáciles de entender. Esto hace que tu texto sea accesible. Evita párrafos excesivamente complejos. Cuenta anécdotas de empleados. Esto crea un potencial de identificación y mantiene la atención del lector a largo plazo.

Un factor cada vez más importante es la personalización del contenido de las newsletters. Utilizar el nombre del destinatario en las líneas de asunto y también en el saludo ya parece obvio, pero es muy eficaz. La gente reacciona más cuando se le menciona por su nombre. La siguiente newsletter es un buen ejemplo.

Screenshot 2023 03 24 At 13 35 02
Fuente de imagen: Booking.com

Por lo demás, la relevancia de los contenidos depende de los intereses, las necesidades y las preferencias de tus lectores. ¿Todos tus lectores son del mismo grupo objetivo? Entonces una newsletter para todos puede ser suficiente. Sin embargo, cuanto más diversos sean los destinatarios, más conveniente será segmentar a los suscriptores y crear contenidos que sean diferentes, al menos en algunas partes. Un ejemplo sencillo son las tiendas online de moda que ofrecen ofertas según el género del lector. 

Blog Banner Spanish 3 1

Claridad

Las newsletters no pueden ni deben sustituir a la página web. Su función es abrir el apetito y establecer impulsos para que los destinatarios se activen. Para lograr la máxima claridad y concisión, hay que seguir algunas reglas básicas. 

Céntrate en los contenidos realmente importantes y ordénalos por orden descendente de relevancia. El mensaje central debe ir arriba, en la zona directamente visible. Todos los demás contenidos deben colocarse debajo. Zalando lo hace exactamente así:

Screenshot 2023 03 27 At 15 46 37
Fuente de imagen: Zalando

Estructura el contenido con claridad. Separe las secciones con elementos gráficos como líneas y títulos. Las secciones claramente delimitadas invitan a leer y aumentan la legibilidad. No cambies constantemente la apariencia de tu newsletter. A la gente le gustan las rutinas. La familiaridad genera confianza.

Usa imágenes para crear contenido más vívido. Las newsletters con imágenes suelen tener una tasa de clics mucho mayor a las que no las tienes. 

No olvides lo más importante: las llamadas a la acción (CTA) claras. Con la ayuda de estos botones, indicas a los lectores lo que deben hacer, por ejemplo, descargar algo o conseguir un cupón. Las CTA deben tener un texto simple, con colores llamativos y un tamaño suficiente para hacer clic. 

Diseño atractivo

Las newsletters no sólo deben convencer por su concepto y contenido, sino también visualmente. Esto comienza con una imagen de cabecera atractiva que ponga al lector en el estado de ánimo adecuado y despierte el interés por leer el resto del contenido.

Una buena plantilla de newsletter ofrece una relación óptima entre imagen y texto. La regla general es: 2/3 de texto, 1/3 de imagen. De este modo, el destinatario no se siente abrumado por la gran cantidad de texto y tiene la impresión de que las imágenes apoyan los mensajes. Las combinaciones de texto e imagen deben colocarse a una distancia adecuada para que parezcan unidades fácilmente digeribles. De este modo, la imagen global armoniza, como en el boletín KLM.

Newsletter 1 1
Fuente de imagen: Mailjet

¿Cómo funcionan los tests A/B para un Newsletter?

Los Tests A/B son una herramienta de experimentación utilizada para comparar dos o más versiones de un elemento, tanto en una página web como en un correo electrónico. El objetivo es determinar qué versión del elemento mejora una métrica determinada. En el caso de un test A/B de un Newsletter, serviría para comprobar qué versión genera una mejor tasa de apertura o tasa de clics, entre otras métricas. 

Ab Testing Newsletters

Pongamos un ejemplo. Una marca de moda tiene un newsletter mensual en el que comparte una variedad de contenido y ofertas. Aún así la tasa de apertura es bastante baja. Lo primero sería crear una hipótesis basada en datos. Una hipótesis podría ser “Si el titular incluye el nombre del receptor, la tasa de apertura aumentará”. A continuación, se crearía un titular alternativo que incluya el nombre del lector. Al iniciar el test, la mitad de los lectores verían un titular con su nombre y la otra mitad verían el titular original. Cuando el test produce resultados se comprueba si la hipótesis era correcta o no y se vuelve a empezar desde el principio. Así, cambio a cambio, se va optimizando la newsletter. 

A continuación veremos la importancia de probar cambios en tu newsletter para tomar decisiones informadas y qué elementos puedes poner a prueba. 

¿Por qué son tan importantes los tests A/B para las newsletters?

Los criterios para una buena newsletter que hemos mencionado se aplican en la mayoría de casos. Pero cuando se trata de optimizar los detalles, las reglas generales no son suficientes. Aquí es donde los tests A/B marcan la diferencia. 

Los tests A/B pueden utilizarse para obtener información precisa, siempre que el experimento siga una hipótesis clara. Veamos algunos ejemplos sencillos:

  • Indicador de rendimiento (KPI): Tasa de apertura
    • Objetivo: Mayor tasa de apertura
    • Factores/elementos que influyen: Línea de asunto, datos del remitente, hora de envío, etc.
    • Hipótesis (ejemplo): Si la línea de asunto contiene un emoji, la tasa de apertura aumenta. 
  • Indicador de rendimiento (KPI): Tasa de clics
    • Objetivo: Aumento de la tasa de clics
    • Factores/elementos que influyen: Imágenes, textos, colores, CTA, etc.
    • Hipótesis (ejemplo): Si pongo el CTA en rojo, aumenta el porcentaje de clics.
  • Indicador de rendimiento (KPI): Tasa de conversión
    • Objetivo: Aumento de la tasa de conversión
    • Factores/elementos que influyen: Descuentos, vales, envío gratuito, etc.
    • Hipótesis (ejemplo): Si ofrezco un descuento del 10%, la tasa de conversión aumentará.

Más allá de las métricas mencionadas, también existen otros KPI para newsletters que pueden servir de referencia para los tests A/B. Entre ellos se encuentran la tasa de rebote, la tasa de respuesta, la tasa de cancelación de suscripción y la tasa de spam. 

La razón más importante por la que los tests A/B son imbatibles como método de optimización es obvia: sabemos qué cambios funcionan y cuáles no. No hace falta adivinarlo. Factores como la intuición o la experiencia parecen plausibles, pero son opiniones puramente subjetivas. Incluso los veteranos en marketing de newsletters se equivocan a veces porque, por ejemplo, las preferencias del grupo objetivo han cambiado sin que ellos se den cuenta. Los tests A/B y sus cifras resultantes son argumentos muy sólidos para elegir el camino correcto hacia la optimización.

Free Trial Spanish Banner 8

¿Qué puedo poner a prueba en mi Newsletter con los tests A/B?

Los tests A/B permiten comprobar todas las variables de una newsletter. Dependiendo del objetivo específico de la optimización, el enfoque debe estar en diferentes elementos. Por ejemplo, si quieres aumentar la tasa de clics, deberías centrarte en las CTA, ya que la decisión de interactuar con tus ofertas o contenidos a menudo depende de estos elementos. 

A continuación, veremos 5 de los elementos más importantes que puede probar y optimizar con la ayuda de los tests A/B.

1. El asunto

El asunto es el elemento que decide la tasa de apertura. Si despierta la curiosidad del destinatario, se interesará por el contenido de la newsletter. Si le deja indiferente, la newsletter acabará en la papelera sin ser leída.

Este elemento por sí solo ofrece un número casi infinito de variaciones posibles.

  • Tamaño: ¿cuántos caracteres caben?
  • Estilo: ¿informativo o imperativo, objetivo o emocional, serio o divertido?
  • Personalización: ¿insertar o no el nombre del destinatario?
  • Emojis: ¿sí o no?
  • Miedo a perderse algo (FOMO): ¿trabajar con la brevedad artificial o no?
  • ¿Declaraciones o preguntas?
  • ¿Juegos de palabras y expresiones?

Los tests A/B pueden ayudarte a averiguar qué asunto funciona mejor. Pero cuidado: debe ser adecuado para el boletín. Crear expectativas demasiado altas con una línea de asunto y no poder cumplirlas con el contenido no es una buena estrategia.

Newsletter 5
Fuente de imagen: Mailjet

También hay que tener muy en cuenta el uso de emojis. Hay marcas, productos y temas para los que este elemento divertido es adecuado. Otras deberían dejarlo estar. Pero también hay una gran zona gris en la que solo los tests A/B muestran hasta qué punto los emojis conducen a resultados positivos o no.

2. Datos del remitente

Los datos del remitente son la dirección de correo electrónico y/o su nombre así como el preencabezado. Este último son las primeras líneas de texto de una newsletter, que muchos muestran inmediatamente debajo de la línea de asunto. Estos dos elementos tienen una gran influencia en la tasa de apertura porque, al igual que la línea de asunto, pueden verse ya en la bandeja de entrada.

Los lectores suelen fijarse en el nombre del remitente y, a partir de ahí, deciden si se fían o no de la fuente. Sobre todo hoy en día porque la mayoría de bandejas de entrada están inundadas de correos spam. Es importante utilizar los elementos disponibles para crear seguridad. 

¿Muestras una dirección de correo electrónico (como info@ o newsletter@)? ¿O el nombre de tu marca o empresa? ¿O tal vez el nombre del empleado? ¿O una combinación? Los tests A/B permiten saber qué variante tiene mejores resultados.

Free Trial Spanish Banner 5

Al igual que las líneas de asunto, el tamaño de los preencabezados también determina si los mensajes se muestran completos o interrumpidos. Con Outlook, el número máximo de caracteres es de sólo 35, con Gmail es de 97. En general, sin embargo, hay poco espacio, por lo que hay que ser breve. En cuanto al contenido y el tipo de este mensaje, se plantean las mismas cuestiones que con el asunto, por lo que no es necesario repetir los puntos aquí. Sólo una cosa: el asunto y los datos del remitente deben armonizar entre sí, incluso reforzarse mutuamente.

Screenshot 2023 03 28 At 09 36 47
Fuente de imagen: Zalando

Esta newsletter de Zalando es el ejemplo perfecto de armonía entre el remitente, el asunto y el preencabezado del email. 

3. Cantidad de texto

Una vez abierto el boletín, el contenido es decisivo. Un factor que a menudo se subestima es la longitud del texto. El destinatario se fija mucho más rápido en la cantidad de texto que en los contenidos. Este punto por sí solo ya puede determinar si el cliente empieza a leer y, por lo tanto, si interactúa con tu contenido. El volumen del texto influye mucho en cifras clave como la tasa de clics, la tasa de conversión y la tasa de rebote.

Que sea breve: este es uno de los principios que deben respetarse a la hora de crear newsletters. Pero, ¿cómo de breve exactamente? Por regla general, los destinatarios sólo hojean rápidamente el contenido y, en el mejor de los casos, se quedan enganchados a los elementos llamativos o a las palabras clave. Pero los textos teaser también sirven para orientar y guiar a los destinatarios. Con los tests A/B puedes determinar la longitud óptima de los textos. Además, puedes probar a cuántos temas están dispuestos a prestar atención los destinatarios.

Screenshot 2023 03 28 At 10 07 55
Fuente de imagen: Ikea

En este ejemplo de IKEA vemos que en pocas frases y con un CTA claro es posible transmitir el mensaje de la newsletter. La imagen también encaja con el tema. Pero, ¿Qué pasaría si en lugar del segundo párrafo mostraran algunas de las ofertas disponibles? Un test A/B nos daría la respuesta. 

4. CTAs

Los enlaces en la newsletter tienen una importancia decisiva para la tasa de clics (y, por tanto, también para la tasa de conversión y el volumen de negocio). Los CTA son un puente para los lectores entre la recepción de información y su propia actividad. Sin estos elementos, no se puede avanzar. Por lo tanto, nunca se puede dedicar demasiado tiempo y atención a su diseño. En los tests A/B, puedes comprobar todas las características de las CTA.

  • Diseño: ¿Tus destinatarios tienden a hacer clic en enlaces de texto, botones o cuadros (combinaciones de texto y gráficos)?
  • Tamaño: ¿Qué formato es fácilmente visible pero no sobredimensionado?
  • Color: ¿Qué colores llaman la atención y encajan con la marca, pero no son demasiado intrusivos?
  • Texto: ¿El texto es breve, claro y convincente?
  • Colocación: ¿Dónde (en relación con el resto del contenido) funcionan mejor los CTA? ¿Cuánto espacio se necesita para dar énfasis sin perder el contexto?
  • Cantidad: ¿Cuántos CTA puede «tolerar» la newsletter? ¿Más enlaces traen más clics o se resiente la experiencia del usuario?
Screenshot 2023 03 28 At 10 19 28
Fuente de imagen: Glovo

Aquí tenemos un ejemplo de CTAs muy claros. El color amarillo sobre el fondo blanco los hace llamativos. Pero quizás la cantidad de CTAs esté activando la paradoja de la elección en el lector. Se podría comprobar con un test A/B. 

5. Elementos visuales

Las imágenes y los colores son absolutamente necesarios para presentar de forma atractiva los contenidos de la newsletter. En algunos casos, las imágenes son incluso el propio contenido: ¿quién quiere leer la descripción de un bonito vestido de verano cuando puede ver una foto del mismo?

Con los tests A/B, puedes comparar diferentes variantes de imágenes, gráficos y esquemas de color. También puedes probar el uso de elementos en movimiento, como los GIF o vídeos. Por último, pero no por ello menos importante, deberías probar también el efecto de distintos formatos de texto, así como los colores de la letra y del fondo.

Screenshot 2023 03 28 At 10 26 52
Fuente de imagen: Westwing

La newsletter de Westwing suele apostar por imágenes grandes y poco texto. Las imágenes crean un ambiente agradable y ponen los productos en un contexto real. Pero, el CTA está bastante oculto y el texto pierde mucha atención. Hora de crear un Test A/B. 

Ya tengo los resultados de mi Test A/B, ¿ahora qué?

¡Enhorabuena! Has aplicado nuestros consejos y tu test A/B ha dado resultados. Pero, ¿ahora qué?

El uso que hagas de los datos que acabas de conseguir puede determinar el éxito de toda la campaña de testing. Aquí te dejamos cuatro consejos para asegurar que no cometas errores en este último paso: 

  1. Considera los resultados de forma holística: Al analizar los datos de su test A/B, es importante observar los resultados en su conjunto y no centrarse únicamente en las métricas individuales. Por ejemplo, si una versión de tu newsletter tuvo una tasa de apertura más alta pero una tasa de clics más baja, es importante tener en cuenta ambas métricas a la hora de determinar qué versión tuvo más éxito.
  1. Ten en cuenta la relevancia estadística: Para determinar si los resultados de tu test A/B son significativos, debes fijarte en el tamaño de la muestra y en la diferencia entre el grupo de control y el de test. Un resultado estadísticamente significativo indica que la diferencia entre los dos grupos no se debe al azar, por lo que puedes confiar en los resultados.
  1. Tests de una sola variable: Para que sea más fácil interpretar los resultados e identificar qué cambios han tenido más impacto, es mejor probar una variable en cada test A/B del newsletter. De este modo, podrás aislar el efecto de cada variable y determinar qué cambios están impulsando tus métricas.
  1. Utiliza los resultados para tomar decisiones informadas: Por último, una vez que hayas analizado los resultados de tus tests A/B, es importante que utilices la información para tomar decisiones informadas sobre la estrategia de tu newsletter de cara al futuro. Ya sea ajustando las cabeceras, probando diferentes formatos de contenido o perfeccionando el targeting, aprovecha los resultados y continúa optimizando el rendimiento de tu newsletter.
Blog Banner Spanish 1 1

Conclusión

Ahora ya deberías estar convencido de las ventajas de los tests A/B. Si creas un programa de tests bien estructurado y lo sigues de forma coherente, es casi seguro que aumentarás tus tasas de apertura, clics y conversión. Porque poco a poco irás eliminando todos los puntos débiles y, paso a paso, encontrarás la mejor versión posible, incluso perfecta, de tu newsletter.

¿Quieres profundizar aún más en el tema? Entonces te recomendamos nuestra guía completa de tests A/B.

Categories:
Lea Marks
Lea Marks Creadora de contenido multilingüe con cierta afición por las historias que unen a las personas, sin importar lo lejos que estén en un mapa. Como hablante nativa de español, alemán, inglés y catalán, tengo un gran interés por la lingüística y la traducción creativa. Cuando no estoy escribiendo, puedes encontrarme leyendo, viajando y ocasionalmente llevando una historia de la página al escenario.
Share
Más contenido de VWO
Personalización web: Las 8 principales ventajas

Personalización web: Las 8 principales ventajas

La personalización de páginas web no era un tema priorizado en la primera fase de…

Leer más
Lea Marks

Lea Marks

13 min. de lectura
Buyer Personas: Qué son y cómo usarlos en tu tienda online

Buyer Personas: Qué son y cómo usarlos en tu tienda online

El concepto de Buyer Persona es de vital importancia para la optimización de tu página…

Leer más
Lea Marks

Lea Marks

13 min. de lectura
Heatmaps: definición y ejemplos para tu tienda online

Heatmaps: definición y ejemplos para tu tienda online

Los heatmaps son una herramienta indispensable para determinar y mejorar el rendimiento de tu tienda…

Leer más
Lea Marks

Lea Marks

12 min. de lectura

Escala tus tests y experimentación A/B con VWO.

Iniciar prueba gratuita Solicitar demo